¿Tienes o piensas tener un perro potencialmente peligroso?

Con en este artículo queremos que conozcas toda la información relativa a la tenencia y cuidado de perros potencialmente peligrosos (PPP).

¿Qué perros son considerados PPP?

La legislación española en el Real Decreto 287/2002, considera las siguientes 8 razas como potencialmente peligrosas:

Te animamos a que consultes la normativa vigente en tu comunidad autónoma, ya que esta lista puede sufrir variaciones.

¿Qué pasa si mi perro no pertenece al listado de perros PPP?

En el caso de que el perro sea mestizo o de raza dudosa, en Anexo 2 de dicho RD declara las siguientes características físicas como criterios para considerar a un perro PPP:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Por otra parte, debes tener en cuenta que incluso los perros que no tengan estas características ni pertenezcan al listado anterior, si su comportamiento es agresivo o peligroso, pueden ser considerado como PPP, tal y como se recoge en el artículo 2.2 del RD 287/2002. Por lo tanto, ¡incluso un chihuahua puede ser considerado PPP!

¿Qué criterios debo cumplir para tener un perro considerado PPP?

Para tener un perro PPP deberás estar en posesión de una Licencia para la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, cuyos requisitos necesarios para obtenerla, según la normativa vigente, son:chihuahua-enfadado

  • Ser mayor de edad y disponer de un DNI o tarjeta de residencia válida.
  • No tener antecedentes penales relacionados con delitos contra la propiedad, la moral… Deberás presentar un certificado de Antecedentes Penales y una declaración jurada de no haber sido sancionado penalmente en el pasado.
  • Poseer un certificado psicotécnico de aptitud para poseer una raza PPP.
  • Poseer un certificado de capacidad física: demostrar que dispones de plena capacidad visual, auditiva, locomotora y neurológica, y que no tienes dificultades perceptivo- motoras, de toma de decisiones o cualquier otra dificultad que impida manejar y controlar correctamente al animal.
  • Demostrar que dispones de un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros de al menos 120.000€.

Todos estos trámites conllevan un coste, por lo que antes de adoptar/comprar un perro de estas características, plantéate seriamente si estás en condición de soportar dichos gastos.

¿Cómo pasear a un perro PPP?

Si tienes un perro PPP y estás deseando sacarlo a la calle, deberás tomas las siguientes medidas de seguridad (también recogidas en el Real Decreto 287/2002):

  • Mientras paseas a tu mascota, deberás llevar siempre contigo la Licencia para la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos así como la inscripción de tu mascota en el Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos, ante cualquier incidencia que pueda pasar.
  • Deberás tener siempre atado con una correa no extensible más de 2 metros cuando lo pasees, por lo que no podrás dejarlo suelto en espacios públicos.
  • Sólo se podrá llevar a un perro PPP por persona (pero sí puedes llevar a un perro PPP y uno que no lo sea).
  • Tu perro deberá llevar siempre el bozal puesto mientras se encuentre en lugares y espacios públicos.

Si quieres ampliar esta información, te remitimos al Real Decreto que lo regula pinchando aquí

¿Cómo debo ser si quiero tener un perro PPP?

Estos perros necesitan dueños con grandes dotes de liderazgo y firmeza, que sepan mantener la calma en situaciones difíciles y con fuerza física para controlar al perro en caso de que sea necesario.

Una buena socialización desde cachorro (si es posible) es muy recomendable, ya que así se acostumbrará a estar con otras personas y mascotas de diversos tamaños y razas, evitando los comportamientos dominantes y territoriales, muy propios de estas razas.

Si has adoptado o adquirido un perro PPP adulto y mal socializado, deberás tener mucho cuidado y especial atención a cómo se relaciona con otros perros y personas. Recomendamos que busques la ayuda de algún profesional para que te indique las pautas que debes seguir con tu nuevo perro.

Finalmente, queremos insistir mucho en que tener un perro de raza considerada PPP no implica directamente que nuestro perro vaya a ser peligroso, ¡ni mucho menos! Es la educación que cada dueño o familia da al perro la que condiciona en gran medida su comportamiento social.

foto-fnibal

FUENTES:

http://www.srperro.com/consejos/normativa/ppp-perros-potencialmente-peligrosos-algunas-claves-de-la-cuestion

http://www.melopienso.com/blog/sabias-que/perros-peligrosos-en-espana-que-razas-son/

http://www.boe.es/boe/dias/2002/03/27/pdfs/A12290-12292.pdf

Un pensamiento en “¿Tienes o piensas tener un perro potencialmente peligroso?”

Deja un comentario